GALGUS - Cómo alcanzar la Industria 4.0 con tecnología WiFi

Cómo alcanzar la Industria 4.0 con tecnología WiFi

La aproximación a la Industria 4.0 o Smart Factory es una obligación para toda empresa del sector que quiera prosperar en un entorno marcado por la digitalización. Sin embargo, a la hora de dar el paso, son muchas las dudas que surgen por parte de los responsables de ello. Para ayudarte a despejarlas, te traemos todo lo que necesitas saber para dotar de la conectividad WiFi adecuada a tu fábrica, un elemento de primera necesidad dentro de la Cuarta Revolución Industrial.

¿Qué es la industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial?

Industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial es un concepto que fue introducido por Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial (WEF), en 2016. A grandes rasgos, se trata del trabajo conjunto y complementario de las nuevas tecnologías en los procesos productivos para conseguir cada vez metas más ambiciosas.

Esto hace que se “cree un entorno en el que los sistemas de fabricación virtuales y físicos cooperan entre sí de forma flexible a nivel mundial”. Así, se difumina la frontera existente entre ambos mundos.

Entre las tecnologías que hacen posible la Industria 4.0, tenemos la inteligencia artificial, internet de las cosas (IoT), la robótica, cloud computing, big data, la nanotecnología, la conectividad WiFi avanzada y muchas más disciplinas.

Aunque el papel de estas tecnologías es fundamental, no debemos olvidar el lado humano de la Industria 4.0. De hecho, el propio Schwab afirma que las personas deben ser lo primero en el proceso de digitalización, el cual debe materializarse para empoderar a las personas. Soluciones hechas por personas y para personas.

Para que sea un éxito, la Cuarta Revolución Industrial debe basarse en la colaboración de todos los actores implicados, haciendo posible que todos puedan adaptarse y, por tanto, que los gobiernos sigan impulsando este cambio.

¿Por qué la conectividad es clave para el desarrollo de la fábrica inteligente?

Como puedes deducir, los datos son una parte esencial de esta evolución industrial, por lo que es clave contar con soluciones que permitan llevar su recopilación, procesado e intercambio a cotas no vistas hasta ahora. Las soluciones WiFi son, sin duda, unas de ellas. Por ello queremos plantearte todo el potencial que tienen para alcanzar este objetivo.

Para poner más en valor la influencia de la conectividad en la Industria 4.0, analizamos el método para evaluar el nivel de madurez digital de las industrias elaborado por Acatech Study. Éste distingue 6 grados de madurez. Empezando por el más básico, estos son: 

  1. Computerización: se ha conseguido una automatización de las operaciones más simples y siempre dentro del entorno físico de la propia fábrica.
  2. Conectividad: aquí ya apreciamos una interconexión entre las soluciones tecnológicas de la fábrica, generando sinergias.
  3. Transparencia: a partir de la información proporcionada mediante la aplicación de nuevas tecnologías, los responsables pueden tomar decisiones de gestión basadas en esta.
  4. Visibilidad: existe una capacidad para el intercambio de datos en tiempo real entre los dispositivos instalados en la fábrica.
  5. Capacidad predictiva: la gestión avanzada de datos permite aportar una visión de los escenarios de futuro más probables.
  6. Adaptabilidad: las soluciones se reajustan automáticamente conforme vayan cambiando las condiciones y los datos recopilados.

Por tanto, una conexión eficiente es imprescindible desde el segundo grado de digitalización industrial, por lo que son muchas las fábricas que deben contar con soluciones que la hagan posible.

GALGUS - Industria 4.0 con tecnología WiFi

¿Cómo conectar la Smart Factory?

La propia complejidad de los entornos industriales hace que la conexión WiFi presente en estos deba cumplir con unos requisitos mínimos para poder satisfacer todas sus demandas. Entre las principales cualidades con las que debe contar, nos encontramos con:

  • Cobertura completa, sin cortes y con baja latencia en amplios espacios con numerosos obstáculos para la propagación de las ondas WiFi.
  • Administración remota de los recursos, pudiendo consultar en cualquier momento las analíticas que se proporcionan. Cloud Computing es esencial para esto.
  • Automatización de la gestión de los parámetros de la red, de manera que su desempeño siempre sea el mejor posible sin tener que estar constantemente pendiente de estos.
  • Protección frente a la ciberdelincuencia. No cabe duda de que mucha de la información generada por la industria es altamente sensible, por lo que hay que blindarla al máximo con medidas oportunas de ciberseguridad. Por ello se hace necesario aplicar estándares como WPA3 Enterprise. También hay que detectar ataques y minimizar sus efectos.
  • Dispositivos adaptados para soportar condiciones ambientales duras (vibraciones, temperaturas, polvo, humedad, etc.).
  • Aporte de información contextual de las operaciones. Por ejemplo, mediante la geolocalización de los operarios en tiempo real e histórica. Así, se podrán planificar mejor acciones como las propias de recursos humanos.

Con estas 6 características, las industrias pueden confirmar que disponen de una red WiFi a la altura de sus necesidades y de las exigencias que dicta la actual situación. Por ello, desde Galgus nos esforzamos en crear soluciones para alcanzarlas.

Nuestra tecnología CHT (Cognitive Hotspot Technology) hace que los puntos de acceso de la infraestructura inalámbrica se vuelvan inteligentes, recogiendo constantemente información sobre el comportamiento de la red y optimizando su funcionamiento automáticamente.

Además, con Cloud Manager puedes estar siempre al tanto de lo que sucede en tu red, independientemente de donde te encuentres o de la hora que sea. Por su parte, Location Analytics permite trackear el comportamiento de los usuarios que estén conectados (o no) a la red o en su área de influencia.

Tampoco debemos dejar atrás que contamos con dispositivos lo suficientemente robustos y preparados para los duros entornos industriales, y que, más allá de la protección física, nuestras soluciones te defenderán de ataques maliciosos.

Como ves, en Galgus tenemos para tu fábrica inteligente un amplio abanico de alternativas para el fomento de la conectividad y el aprovechamiento de las bondades de la Industria 4.0. ¿Hablamos sobre ellas y sobre cómo se adaptan a tu empresa?

Categorías