GALGUS - Conectividad a internet, estado y tendencias

Conectividad a internet, estado y tendencias

La coyuntura sanitaria en la que aún nos encontramos ha hecho de internet un recurso todavía más relevante de lo que ya lo era. El teletrabajo y la necesidad de estar en contacto con familiares y otros seres queridos han tenido mucho que ver en ello. Es por eso que merece la pena visualizar el panorama en el que se encuentra la conectividad, así como las tendencias que marcarán el futuro más inmediato.

¿Cómo estamos usando internet?

Según cifras expuestas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la pandemia ha hecho que los usuarios de internet en España se incrementaran en más de un millón de usuarios, alcanzando los 32.8 millones.

El INE también manifiesta que el 93.2 % de las personas de 16 a 74 años se ha conectado. De estos, el 91.3% lo hace, como mínimo, una vez por semana, el 83.1% lo hace a diario y el 81% varias veces al día. Además, el 95.3 % de los hogares tiene acceso a internet por banda ancha fija, móvil o ambas.

La Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares concluye que el principal tipo de conexión de banda ancha es la fija (fibra óptica o red de cable o ADSL), instalada en el 82.1%. El 13.2% accede exclusivamente a internet vía móvil.

En cuanto a la distribución de la banda ancha fija por municipio, en los que tienen una población de más de 100.000 habitantes, el 85.5% cuenta con ella; los de menos de 10.000 habitantes, disponen de esta conexión el 73.7%. Una tendencia que se invierte en las conexiones móviles.

La brecha digital en el mundo rural, el desafío

Una de las asignaturas pendientes en cuanto a conectividad es la vigente brecha digital existente en entornos rurales. El informe de cobertura de banda ancha publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital manifiesta que el 13.4% de estas zonas no tienen acceso a internet de 30 Mbps.

Este mismo informe también aprecia una mejora significativa en los últimos años, pero que no llega a ser suficiente. De hecho, no se cumplió la meta propuesta para principios de 2020, según la cual el 90% de la población rural contaría con conexión a internet de banda ancha.

Por su parte, un estudio sobre smart rural realizado por la Universidad Politécnica de Madrid revela que el 40% de las zonas rurales españolas tienen conexión móvil de banda ancha y que solamente el 9% de su población cuenta con habilidades digitales.

Comparando con el resto de Europa, España no se encuentra bien posicionada en cuanto a la disponibilidad de internet rural, teniendo un nivel semejante al de países como Bulgaria, Chipre, Lituania, Croacia y Letonia.

Con la crisis sanitaria y el auge del teletrabajo, se ha puesto en valor la posibilidad de traslado a zonas rurales. Éste y otros motivos llevan a las instituciones a concentrar esfuerzos en pro de la conectividad en ellas.

Por ejemplo, tenemos la agenda España Digital 2025, con unas 50 medidas a tomar durante los próximos cuatro años. Su intención es potenciar la transformación digital del país con la colaboración de todos los agentes implicados, tanto públicos como privados. Esta agenda pretende que para 2025 toda la población nacional tenga internet a 100 Mbps.

También contamos con iniciativas a nivel comunitario, como es WiFi4EU. Mediante esta, se conceden ayudas económicas a los municipios de los países miembros, además de Islandia y Noruega, para ubicar puntos de acceso WiFi para una conexión gratuita y de calidad en espacios públicos.

GALGUS - Conectividad a internet

Principales tendencias tecnológicas en conectividad a internet

Ante este panorama, los desarrolladores tecnológicos siguen avanzando para ofrecer soluciones de conectividad cada vez más evolucionadas. Este trabajo da sus frutos en forma de las tendencias más destacadas en la actualidad. Hacemos un repaso de ellas.

Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E

Este 2021 parece que va a ser el año de la nueva versión de Wi-Fi, la conocida como Wi-Fi 6 o estándar 802.11ax para redes inalámbricas de área local del IEEE. Con ella, la velocidad de conexión puede llegar a multiplicarse por 3, alcanzando velocidades de hasta 9.6 Gbps.

Además de una mayor rapidez de conexión, Wi-Fi 6 aporta una mayor seguridad, se adapta mejor a entornos de alta demanda de conexiones, mitiga los efectos de las interferencias con otras redes Wi-Fi, así como propicia el ahorro de energía.

Podemos considerar Wi-Fi 6E como una evolución de Wi-Fi 6, mediante la cual se amplía el espectro de actuación de la red. Si quieres conocer sus principales características, te animamos a leer nuestro artículo 2021, más velocidad gracias a la llegada de las redes Wi-Fi 6E.

Wi-Fi Passpoint

Se trata de un estándar creado por la Wi-Fi Alliance que supone una mejora notable para los puntos de acceso públicos que funcionen según éste. Entre otros beneficios, los usuarios no tendrán que introducir las credenciales de acceso a la red cada vez que quieran conectarse a la misma desde una cafetería, comercio, estadio, etc. El acceso será inmediato, ahorrando en datos 4G/5G y favoreciendo el roaming entre hotspots de distintas sedes sin cortes.

Wi-Fi Passpoint ha cobrado tal relevancia que es un requisito indispensable para participar en el programa WiFi4EU. Desde Galgus llevamos tiempo contando con este estándar en nuestros dispositivos, por lo que hemos conseguido la certificación correspondiente de la propia Wi-Fi Alliance.

WPA3

Este estándar de seguridad lleva ya tiempo con nosotros, concretamente, desde su anuncio en 2018. Sin embargo, desde la Wi-Fi Alliance se decidió dar un paso adelante para su implementación definitiva y hacer obligatoria su inclusión en los dispositivos para que sean oficialmente certificados por ella.

WPA3 emplea un cifrado de datos de 192 frente a los 128 bits que utiliza su predecesor, WPA2. Lo que refuerza la seguridad de las redes, protegiéndolas de amenazas como los ataques de fuerza bruta. Mediante estos, el ciberdelincuente intenta descifrar una clave probando todas las combinaciones de caracteres posible. Por lo que un cifrado de más bits dificulta su tarea.

IoT

Uno de los términos que más popularidad han ido ganando en los últimos años es Internet de las Cosas, Internet of Things o IoT. Mediante la aplicación de esta tecnología, es posible la recogida y procesado de datos de diferente tipo en entornos variados gracias a dispositivos que, además, transmiten esta información mediante una red.

Aunque IoT está muy ligado al mundo de la domótica, su aplicación es mucho más extensa, formando parte esencial de las ciudades inteligentes o smart cities, así como de entornos industriales smart, dando forma al paradigma de la Industria 4.0.

Solamente en España, el mercado de IoT creció un 18% en 2020 respecto al año anterior, aumentando también el número de usuarios de estos sistemas en un 66%.

Hasta aquí este breve repaso a la situación actual de la conexión a internet, con especial atención a las redes Wi-Fi.

Por nuestra parte, tenemos a disposición de empresas y entidades públicas todos los recursos necesarios para dar forma a una conexión a la altura de las circunstancias en cuanto a velocidad, capacidad de respuesta ante situaciones complejas y a seguridad.

Muestra de ello es que disponemos de la certificación Wi-Fi Passport de la Wi-Fi Alliance, que hemos mencionado anteriormente. Un reconocimiento a las características y prestaciones que ofrecen nuestros dispositivos.

Además, ponemos en manos de los responsables de desplegar infraestructuras para el programa WiFi4EU el hardware y el software que les permite cumplir con todos lo requisitos exigidos.

Independientemente de tu entorno profesional, puedes acudir a nosotros para hacerte con todo aquello que te permitirá sacar todo el provecho a tu red. ¿Hablamos y nos cuentas tu caso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías