GALGUS - Ventajas de desplegar Wi-Fi de alto nivel en centros educativos

Ventajas de desplegar Wi-Fi de alto nivel en centros educativos

Muy atrás quedaron los tiempos en los que para aprender solamente contábamos con la pizarra, los libros de texto y unos cuantos cuadernos. Es ahora cuando se abre un universo de opciones casi infinito para optimizar el aprendizaje. La llave que te da acceso a él está en las redes WiFi especializadas para estos entornos educativos. ¿Con qué te vas a encontrar si te haces con ellas y qué debes tener en cuenta para acertar en su inversión?

La realidad de la digitalización y la conectividad en las escuelas

¿Has oído hablar del concepto de “salto cuántico” en lo que a digitalización respecta? Éste se ha empleado para definir el enorme avance en transformación digital que ha experimentado la sociedad en estos meses como consecuencia de la pandemia.

Una aceleración que, incluso, se ha cuantificado. Y es que, según McKinsey y KPMG, en este período de tiempo hemos evolucionado entre 4 y 6 años en la adopción de competencias digitales.

Todo esto ha marcado a la sociedad al completo, especialmente a las generaciones más jóvenes, que demuestran continuamente una capacidad asombrosa de adaptarse a las nuevas herramientas tecnológicas que se ponen a su alcance.

Si mezclamos todo esto en una coctelera, conseguiremos ser conscientes de lo importante que es para el sector educativo liberar todo el potencial de la digitalización. Aquí es cuando se vuelve imprescindible dotar de conectividad WiFi de alto nivel en colegios y otros centros educativos.

De hecho, desde el propio Gobierno de España tienen en funcionamiento la iniciativa Escuelas Conectadas. Su misión es aportar a los distintos centros de acceso a Internet de banda ultrarrápida y de redes inalámbricas internas de alta capacidad. 

Escuelas Conectadas tiene su origen en 2015, contando con un presupuesto de 269.670.000 € cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). A día de hoy, son más de 4 millones de alumnos de 14.905 centros los que se han beneficiado de este programa.

¿Qué beneficios educativos tienen las redes WiFi en colegios y escuelas?

Una conectividad apropiada para la realidad de escuelas y colegios tiene unas repercusiones que van más allá de lo que en un principio podamos pensar. Vamos a comentar las más relevantes.

Desde una perspectiva puramente educativa, la conexión a la red permite el acceso a un sinfín de recursos. Abriendo un abanico de posibilidades frente a los tradicionales del profesor y los libros de texto.

Con ello, se da un paso de gigante en la personalización del aprendizaje, uno de los grandes desafíos educativos. Todo alumno necesita su propio ritmo para asimilar conocimientos, pero es imposible que el desarrollo de las clases pueda adaptarse a las necesidades de cada uno.

Gracias a la conexión WiFi en colegios, los centros y profesores pueden desarrollar plataformas enfocadas a personalizar la educación de cada alumno, además de presentarles ante sí cantidades ingentes de recursos externos que les ayuden a aprender mejor.

Por otra parte, disfrutar de internet en las aulas es un impulso importante a la hora de llevar a cabo trabajos colaborativos, reforzando la comunicación entre los estudiantes. Por ejemplo, cada uno de ellos, desde su tablet o PC, podrán buscar información para su puesta en común posterior en lugar de atender todos al mismo libro. 

No debemos olvidar lo que facilitan la asimilación de contenidos los materiales multimedia. A través de recursos audiovisuales puede ser mucho más fácil explicar y entender ideas que para los alumnos pueden ser complejas. Internet es toda una biblioteca inmensa de este tipo de material, por lo que es crucial facilitar el alcance a éste.

Para los docentes, Internet es una herramienta muy práctica cuando toca hacer un seguimiento del progreso de los alumnos. Así, pueden acceder a sus evaluaciones, trabajos, exámenes y toda la información que necesiten desde su dispositivo y en cualquier lugar y momento gracias a la tecnología cloud.

Es más, si estos deciden dar clases al aire libre, como ha sido habitual en muchos centros como consecuencia de la pandemia, una conexión WiFi de calidad se hace vital.

Para concluir con este repaso a las ventajas de disponer de redes WiFi optimizadas en colegios, apreciaremos el papel de estas como agentes reductores de la brecha digital. Hacer que los más jóvenes adquieran por igual competencias tecnológicas es muy importante para evitar desigualdades que posteriormente son muy difíciles de mitigar.

GALGUS - Wi-Fi en centros educativos

¿Por qué desplegar WiFi de alto nivel en los centros educativos frente a otras opciones?

Aunque todos estos beneficios suenan muy interesantes, para hacerlos tuyos hay que superar unos desafíos bien claros y a los que podemos darles solución desde Galgus.

Seguramente, una de las primeras preguntas que te hagas será si es mejor invertir en redes inalámbricas o cableadas. Aunque la decisión final dependerá de muchos factores, sí podemos decirte que las redes WiFi van acompañadas de ventajas como el ahorro en la adquisición e instalación de muchos metros de cable.

Unos cables que pueden ser perjudiciales para la estructura del edificio, que necesitan un mantenimiento continuo y que pueden suponer un riesgo para los alumnos si no están correctamente desplegados.

Una vez puntualizado esto, tenemos que tener claro que los colegios son entornos de alta demanda de conectividad. De nada servirá invertir en una infraestructura WiFi si esta no es capaz de resistir y atender debidamente múltiples peticiones simultáneas. Unas peticiones que, en muchas ocasiones, serán sobre elementos multimedia.

Además, son muchos los centros que, añadidos a las actividades docentes, celebran otros tipos de eventos, como obras de teatro, conciertos, encuentros deportivos, etc. Momentos en los que la demanda de conexiones también puede ser muy elevada.

También nos encontramos con otro problema clave, como es el derivado de la movilidad de los alumnos. Se debe garantizar una fluidez en la conexión a la red, incluso cuando los dispositivos móviles sufran la transición entre puntos de acceso.

Por supuesto, no debemos dejar a un lado un aspecto tan importante como es la ciberseguridad, sobre todo cuando estamos hablando de alumnos menores de edad. Por tanto, las redes WiFi del centro deben contar con las medidas de protección adecuadas frente a ataques maliciosos que comprometan la privacidad de los miembros de la comunidad educativa y que eviten acciones como la modificación, sustracción o eliminación de expedientes académicos, entre otras.

En Galgus tenemos los dispositivos y el software que necesitas para romper estas barreras y abrir así las puertas a una educación de calidad a la altura de las exigencias que marcan los actuales niveles de digitalización. Como muestra de ello, puedes echar un vistazo a este caso de éxito propio.

¿Decidido a construir la escuela digital que necesitan tus alumnos y personal docente? Empecemos poniendo los cimientos contactando con nuestro equipo. ¡Te esperamos!

Categorías