GALGUS - Internet rural, situación y opciones de conexión

Internet rural, situación y opciones de conexión

Hasta no hace mucho, vivir en una zona rural y navegar por Internet con garantías suponía un problema para muchos. Por fortuna, actualmente se ofrecen soluciones que cada vez lo hacen más posible. Algo que valoran notablemente las personas que se están decidiendo por buscar una vida más relajada. ¿Cuáles son estas opciones y cómo están mejorando las cifras de conectividad en estos escenarios?

La brecha digital en entornos rurales

Reducir las desigualdades en el acceso a Internet entre los escenarios urbanos y los rurales es, desde hace años, uno de los principales objetivos en cuanto a conectividad. Sin embargo, la coyuntura actual obliga a todos los agentes implicados a acelerar este proceso.

De hecho, tras la pandemia, son muchas las personas que están optando por trasladarse a zonas más tranquilas, alejadas del bullicio de la ciudad. El impulso del teletrabajo ha supuesto un incentivo determinante para decidirse por fin a dar el paso. Pero trasladarse a una zona rural no puede suponer perder conectividad ni calidad en la conexión.

Si echamos un vistazo al informe de Cobertura de Banda Ancha, publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación digital, encontramos al respecto cifras que nos hacen ser conscientes del tamaño que esta brecha tiene en la actualidad:

  • El 13.4% de las zonas rurales en España no tiene acceso a Internet de, al menos, 30 Mbps de velocidad a través de redes terrestres.
  • Esto quiere decir que más de siete millones de personas que viven en municipios cuya densidad de población es inferior a 100 habitantes/km2 disfrutan de ella. Respecto a 2018, son casi tres millones de personas más.
  • No se alcanzó el objetivo marcado de conectar con Internet de banda ancha al 90% de la población rural a principios de 2020.
  • En lo que se refiere a la cobertura de redes de más de 100 Mbps de velocidad, el aumento en las zonas rurales ha sido de 12 puntos, yendo del 38% al 49.8%.
  • Se prevé que, a lo largo de 2021, la cobertura de redes ultrarrápidas alcanzará el 91.24% de la población total española y al 75.29% de las zonas rurales. Esto hará que la brecha entre ambos entornos se reduzca a la mitad.

Opciones para contar con Internet rural

Si definitivamente has decidido trasladarte a una zona rural o si ya vives en ella y no quieres dejar de estar conectado, ya sea por trabajo o por ocio, cuentas con una serie de alternativas realmente útiles. Te traemos las que están marcando tendencia hoy en día.

1.- Fibra y ADSL

Aunque sigue habiendo un amplio margen de mejora a la hora de conectar las zonas rurales con líneas de Internet de fibra óptica y/o de ADSL, esto no quiere decir que no haya poblaciones que ya cuenten con esta alternativa.

Para comprobarlo, solamente tienes que ponerte en contacto las diferentes empresas proveedoras de Internet y que ellas te proporcionen toda la información al respecto.

GALGUS - Internet rural

2.- WiMax

Otra de las alternativas contempladas por muchos usuarios es la tecnología WiMax. ¿En qué consiste esta? Básicamente, se trata de establecer una conexión a Internet mediante enlaces de microondas.

La conexión se realiza gracias a la recepción por un hardware especializado de la señal emitida por unas antenas que pueden encontrarse a decenas de kilómetros de distancia. Aunque no está pasando por su mejor momento, WiMax presenta una velocidad de descarga de 50 Mbps como máximo y una latencia de unos 60 ms.

3.- 4G

Al igual que la tecnología 4G lleva asentada en la sociedad años mediante nuestros teléfonos móviles, esta también ha despuntado a la hora de contar como una opción para Internet en el hogar.

4G es una posibilidad que aporta una gran movilidad a sus usuarios, puesto que no necesita ninguna clase de instalación cableada por parte del usuario final. Sin embargo, es frecuente que muchas compañías distribuidoras la ofrezcan con límite de datos, por lo que no es recomendable si vas a trabajar con grandes volúmenes de estos.

4.- Internet rural vía satélite

Si no es posible establecer una conexión a Internet por las vías anteriores, puedes contar con la opción de hacerlo por satélite. La hemos dejado como una de las últimas opciones debido a los inconvenientes que trae consigo.

Por una parte, tendrás que contar con una antena parabólica para conectarte; además, está la alta latencia que acompaña a este tipo de conexión, que puede alcanzar los 500-700 ms; tampoco debes obviar que su velocidad no es estable y puede variar notablemente en función de la carga o de las condiciones meteorológicas.

5.- WiFi4EU

Dentro de los muchos esfuerzos que las entidades públicas están haciendo para mejorar la conectividad en zonas rurales, destaca la iniciativa WiFi4EU, puesta en marcha por la Comisión Europea.

Con WiFi4EU, municipios de toda la Unión Europea pueden beneficiarse de bonos para financiar la instalación y mejora de redes públicas, tanto en espacios abiertos como cerrados.

Con todas estas opciones, es mucho más sencillo tomar la decisión de vivir en una zona rural y seguir siempre conectado. Desde Galgus trabajamos intensamente para contribuir a ello. Por ejemplo, contribuyendo con nuestra tecnología para redes WiFi inteligentes al despliegue de redes públicas según las exigencias del programa WiFi4EU. En este sentido, en los últimos meses junto a Telefónica hemos desplegado más de 40 proyectos WiFi4EU en pueblos y zonas rurales de España, dando acceso WiFi a Internet a poblaciones y zonas rurales que suman casi 1 millón de personas.

¿Te gustaría saber más sobre cómo lo hacemos posible? Haz click aquí para obtener más información.

Una respuesta

Deja una respuesta

Categorías